Los peligros de las URLs

SegFault me pasa la URL del weblog de jluster.org donde comentan los curiosos nombres de fichero que Netscape pone a las fotografías de su presidente tras la reelección. En estos momentos, la página de las elecciones estadounidense de Netscape muestra una fotografía de George Bush y señora con el nombre georgelaura135.jpg. Sin embargo, hace unas horas el nombre del fichero era asshole.jpg (aún funciona el enlace).

Sospecho que rodarán cabezas ;)


El 11-M y el consumo de información

Guillermo López García publica un excelente trabajo de investigación en Sala de Prensa titulado El 11-M y el consumo de medios de comunicación:

«Aunque en algunos casos no disponemos de datos totalmente fiables, sí es posible efectuar una primera revisión del consumo de medios de comunicación a distintos niveles, que cuando dispongamos de datos concretos (televisión y medios digitales) abarcará tanto los días 11, 12, 13 y 14 de marzo como los días correlativos de la semana anterior (4, 5, 6 y 7 de marzo), con el fin de ofrecer una panorámica más completa del consumo de información y la incidencia de los atentados del 11-M sobre dicho consumo en los distintos medios».

En el caso de Internet, Guillermo afirma:

«Finalmente, la red Internet presentó a lo largo de estos días, en particular la jornada del 11-M, un aumento en el tráfico de información muy considerable, con toda probabilidad superior porcentualmente al de cualquier otro soporte».

Se ofrecen datos de la OJD de radio, prensa y televisión. Además, también se muestran estadísticas de visitas a weblogs.


Lo que Europa todavía no pilla

CNET News publicó un artículo criticando la cultura tecnológica europea, desde una perspectiva política. Declan McCullagh escribe en What Europe (still) doesn't get:

«European governments tend to be more invasive than their American counterparts. Brussels bureaucrats with taxpayer-funded sinecures undoubtedly benefit. But this approach doesn't foster the high-tech industry vital to a modern economy».

«Europe has another problem: Its taxes are higher than in many other places in the world».

«Europeans' addiction to regulation means fewer entrepreneurs founding start-ups. In 2003, venture capital firms invested $16.9 billion in U.S. start-ups, 81 percent of the total dollars spent in Europe, Israel and the United States».

Desde la perspectiva estadounidense, la Unión Europea es Burocracilandia. Sin embargo, no conozco argumentos soporten ese dogma: ¿mayor regulación y mayores impuestos implican menos emprendedores? Por supuesto, sé que es una especie de regla de oro económica, pero me gustan las demostraciones, no los dogmas. ¿La falta de empresas tecnológicas podría tener otra explicación? Por ejemplo, que somos una cultura donde la ambición puramente personal y el volverse rico con el duro trabajo no es el estilo de vida mayoritario.

Hay que recordarle a McCullagh algunas historias de éxito de empresas de alta tecnología europeas, que curiosamente están afincandas en los países más regulados y con más impuestos de la UE: Nokia y Ericcson. Y precisamente, la explosión de la telefonía móvil en Europa no podría explicarse sin la regulación: mientras aquí disfrutamos del estándar GSM, las compañías estadounidenses se enzarzaron en una lucha para imponer sus propios e incompatibles estándares.

McCullagh se queja de la investigación de la Comisión Europea a Microsoft e Intel, como meros ecos de segunda división de los realizados por la justicia estadounidense. Sin embargo, a la vista de la ineficacia de su sistema judicial para imponer sanciones, creo que la Comisión hace lo correcot: Microsoft es un monopolio y para efectivamente la innovación. Cualquiera puede inventar software, y ser tremendamente innovador, sólo para que Microsoft use su dominio en los sistemas operativos de sobremesa para barrer a la competencia. Y hablando de regulaciones, ¿hay algo más estúpido que el sistema de patentes de software estadounidense? (que el gobierno de Irlanda quiere introducir en la UE).

Los impuestos son una herramienta indispensable para distribuir la riqueza. No tiene sentido ser rico cuando todos a tu alrededor son pobres. En EEUU, no hay un sistema público de sanidad y alrededor del 1% de la población está encarcelada. En Europa disfrutamos de un buen sistema de educación pública y producimos más graduados universitarios de los que el mercado de trabajo es capaz de digerir (sería peor tener gente sin educación). La UE sigue ese mecanismo: invierte grandes sumas de los países ricos en los menos favorecidos para ayudar a su desarrollo. De esta forma, inventamos una nueva Europa.

Aunque el diagnóstico sea incorrecto, la dolencia persiste: ¿Cómo podemos promocionar las empresas tecnológicas en Europa?


Una Europa más abierta a los emprendedores

Loic describe en su bitácora la situación de los emprendedores en Europe, que puede aplicarse sin problemas a España: Building a business friendly Europe

«Los emprendedores que tienen éxito en EEUU se los considera a menudo como héroes. En Europa, muchos de ellos se esconden porque el éxito no es algo que se pueda airear alegremente, porque personas a su alrededor se vuelven celosas. La imagen de los emprendedores europeos debe cambiar. Son creativos y poniendo en marcha negocios toman riesgos, crean empleos y también ponen su familia y su vida en riesgo».

Hay más diferencias entre EEUU y Europa.

En España, el trabajo más deseado es el de funcionario: un trabajo para toda la vida, sin riesgo alguno. Según las encuestas mensuales del CIS, uno de los mayores problemas percibidos por nuestra sociedad es el desempleo, y existe una presión acuciante para que crezca el porcentaje de contratos indefinidos (antes "contratos fijos"). El empleo está en marcas históricas en nuestro país y a pesar de esa percepción, la disponibilidad de trabajo no es un gran problema (al menos para el trabajo masculino, sí para el femenino).

Las tasas de desempleo en EEUU son muy bajo, y es costumbre cambiar de lugar y trabajo periódicamente. Los estadounidenses no creen que tendrán un trabajo para siempre y siempre aspiran a más, o al menos a algo diferente. Los trabajadores estadounidenses son dinámicos. Debido a la situación laboral española, estoy convencido que la percepción en este país va cambiando también en ese sentido, aunque la temporalidad es percibida como una mala situación.

Y debido a nuestra cultura, la temporalidad realmente es una mala situación: nuestro modo de vida nos empuja a independizarnos, casarnos y comprar una casa. Para comprar una casa, aparte de aval, los bancos solicitan una nómina estable. Sin nómina estable, no hay casa, no hay familia y tampoco hay independencia. En otros países la necesidad de comprar una casa no es tan grande, y por tanto la movilidad es más fácilmente.

En Europa deben cambiar de opinión, no solo con los emprendedores, sino también con los trabajos. Loic da algunos consejos sobre este asunto en su entrada.


Redes sociales de política

Veo en Pensamientos Radicalmente Eclécticos un enlace a to Political friendster, una de esas herramientas de redes sociales, similar a Friendster u Orkut, pero aplicada a la política:

«Political Friendster is a parody of the social network Friendster. It allows a visualization of the connections between players in the political game».

Por ejemplo, comprobamos que Osama Bin Laden es amigo de George W. Bush:

«Osama's family and their Saudi Binladin Group make cash with W's Papa through the Carlyle Group, which buys up weapons and defense companies».